LA DIETA EN EL MASAJE

Por Amaya / hace 1 year / 4 Comentarios ».

INGESTIÓN DE SOLIDOS

PESAR DE QUE MUCHA GENTE opina lo contrario, el masaje logra mejor sus objetivos cuando se emplea como una manera de mantener un cuerpo sano que cuando se utiliza como medio para combatir el desgaste creado por la falta de forma. Los problemas de la parte inferior de la espalda, por ejemplo, pueden reducirse notablemente mediante masaje terapéutico si se convence al paciente de que lleve una vida más sana en términos generales, pero las formas más reparadoras del masaje tienen poca influencia duradera si el cuerpo del paciente está en mala forma. Uno de los principales factores que determinan un buen estado físico es la dieta y la nutrición que ésta proporciona.

LA DIETA EN EL MASAJE

 

LA NUTRICIÓN es un complejo proceso al cual contribuye el masaje a un nivel microcósmico. Los movimientos del masaje mejoran la distribución de la sangre y ayudan a eliminar los productos de desecho de los tejidos. De forma más general, los alimentos que consumimos representan la materia prima de nuestra dieta y la fuente de nutrientes que nuestro cuerpo necesita para mantenerse y para generar actividad.

En el mundo subdesarrollado, la gente lucha con frecuencia para conseguir alimento suficiente para nutrirse y, sin embargo, cuando pueden obtener bastante comida su dieta es relativamente buena Las sociedades opulentas, en cambio, están avergonzadas por una superabundancia de alimento, que, paradójicamente, no impide la malnutrición. Gran parte! de los alimentos que ingerimos están detenerse. La bata blanca es un vestigio de la antigua práctica quirúrgica en la que la ropa protectora era algo esencial. Las modernas túnicas clínicas son más pulcras y se abrocha hasta arriba.

 

INGESTIÓN DE LÍQUIDOS

diaeta bebida

Existe aún una gran confusión sobre el valor que tienen los líquidos en nuestra dieta. Algunos entendidos recomiendan una elevada ingestión de agua, pero otros afirman que el exceso dificulta la digestión de la comida y resulta agotador debido a la indigestión que produce. El elevado contenido de sal de los alimentos procesados que comemos tiende a retener líquidos en el cuerpo. Los masajistas son conscientes de las consecuencias de la retención de líquidos, que incluyen un bajo tono muscular y una tendencia a hacerse cardenales. También es un factor que contribuye a elevar la tensión arterial. La experiencia de los atletas confirma que una ingestión relativamente baja de líquidos puede mejorar tanto la fuerza como la resistencia, y sugiere que un moderado consumo de líquido es la vía más saludable. Los alimentos que son naturalizados y refinados, y durante este proceso se pierden muchos valiosos nutrientes. Más aún, el desequilibrio de una dieta basada en estos alimentos puede ocasionar una pérdida de nutrición. Esta malnutrición produce un escaso desarrollo del cuerpo y una mala respuesta al tratamiento.

Existen bebidas procesadas, como el azúcar refinado en la bebida, retrasan la curación porque parte de la energía corporal tiene que enfrentarse con su intensidad. Se dice que proporcionan energía pero es falso, porque tal energía es de corta duración: no dura más que la llama creada al arrojar azúcar a un fuego. Por el contrario, no tomar azúcares, excepto los de la fruta, acelera la curación y libera la energía inherente del cuerpo.

Podría pensarse que las comidas y bebidas con reputación de ser estimulantes ayudan al cuerpo, pero esto se debe a que su toxicidad potencial desafía a nuestros nervios. Su efecto puede ser reconstituyente, pero no es lo mismo que la restauración que producen los alimentos frescos no adulterados.

Quizá el aspecto más confuso de nuestra dieta moderna sea el modo en que se promocionan los alimentos «naturales>> como respuesta a nuestros problemas de salud. Muchos de los ingredientes de tales alimentos se traen de muy lejos y poseen nombres exóticos que sugieren propiedades casi mágicas. Pero, en realidad, adquirir alimentos de difícil acceso implica que no sean frescos, que es uno de los aspectos más importantes en una dieta saludable. De igual modo, el concepto de hacer régimen» está en contradicción con el apetito natural del cuerpo que desea alimentos buenos y sanos. Si su dieta diaria es equilibrada y saludable, no hay necesidad de un régimen 100% severo.

4 Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *